Saltar al contenido

El Plan de Igualdad

    Plan de Igualdad

    ¿Qué es el Plan de Igualdad empresarial?

    Un Plan de Igualdad empresarial es un conjunto de medidas evaluables
    establecidas en la Ley Orgánica 3/2007, cuya finalidad es la consecución de la
    igualdad de trato y oportunidades entre todos los trabajadores de la empresa,
    sin distinción de sexo y género.

    El Plan de Igualdad empresarial lo deben realizar aquellas
    empresas que cuenten con más de cincuenta trabajadores a partir del 7 de marzo
    de 2022. También se puede exigir realizar el plan a aquellas empresas obligadas
    por el Convenio Colectivo u obligados por la autoridad laboral, que normalmente
    es la inspección de trabajo. 

    Como realizar un plan de igualdad empresarial 

    Para saber si su empresa debe realizar el plan, deberá sumar todos los trabajadores, independientemente del tipo de jornada que realicen (completa o parcial), o la naturaleza del trabajador (temporal o indefinido).

    Para aquellas empresas que suelen variar el número de empleados dependiendo de la época del año y está en torno a los 50 empleados. En todo caso, es preferible realizar el plan.

    El plan de igualdad empresarial constará de diferentes fases, en las que será imprescindible una comunicación transparente y continua con el agente o técnico de igualdad que realice el plan.

    Beneficios de implantar el plan 

    Los beneficios de implantar el plan de igualdad es evitar sanciones económicas elevadas para tu empresa. Estas sanciones pueden ascender hasta a 187.515€

    Al tener el plan es probable que un mayor número de profesionales de este sector quiera trabajar en tu empresa.

    Mejora la productividad haciendo que el ambiente laboral de tu empresa mejore positivamente y hacer así que los trabajadores satisfechos mejorando su efectividad.

    Aumenta la reputación, mejorando la imagen de tu empresa y aumentando el bienestar de tus trabajadores, que se traducirá en buen clima laboral y mayor productividad del equipo.

    En el caso de las empresas que no tienen la obligación de implantar un plan de igualdad empresarial, el hecho de realizarlo puede suponer una preferencia por parte de las administraciones públicas en la adjudicación de contratos. Además, conseguirán una gran credibilidad de la responsabilidad social.

    Sanciones para la empresa si no lo realiza

    Si la empresa no realiza el plan de igualdad empresarial obligatorio será considerada una falta grave y podrá ser sancionada con una multa económica que irá desde los 626 a 6.250 euros.

    En el caso de que la obligatoriedad venga dada por la autoridad laboral se considerará una falta muy grave, con una sanción que puede ser de 6.251 a 187.515 euros.

    También pueden imponer sanciones por presentar el Plan de igualdad fuera del plazo, dicha sanción puede ir desde los 750 a los 7.500 euros.

    Cuándo se debe empezar a elaborar el Plan de Igualdad

    Las empresas que deban realizar el plan de igualdad deberían empezar a elaborar con tiempo de antelación ya que puede llevar varios meses su realización y dependiendo del número de empleados el tiempo empleado deberá ser mayor, suele oscilar entre los 2 y los 6 meses.

    Además, se debe tener en cuenta el plazo para presentar dicho plan desde que se redacta el compromiso con la empresa que realiza dicho plan y la puesta en marcha del plan. Además de tener en cuenta de que existe un plazo para registrarlo en el Registro de Planes de Igualdad.

    El plazo para registrar dicho plan es de 15 días a partir de que se firme. El registro de forma telemática desde la aplicación REGCON del Registro y Depósito de convenios colectivos de trabajo y planes de igualdad.

    Es importante que la empresa con la que realice el Plan, esté especializado y disponga de un técnico para realizarlo.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ¡Te informamos!